Crianceros de Canela participan en taller para mejorar la elaboración de sus propios quesos

Se trata del primer taller de leche caprina.

Con el objetivo de aprender y empoderarse en la elaboración del queso de cabra, crianceros de la comuna de Canela quienes forman parte del proyecto “Transferencia y fortalecimiento para la modernización y sustentabilidad del rubro caprino” del Programa de Zonas Rezagadas ejecutado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi, trabajan en el primer taller de leche caprina, en donde posteriormente aprenderán más sobre la elaboración del queso y finalmente los defectos que podría tener el queso.

Claudia Torres Ingeniera Agrónoma de la Universidad de Chile destacó el objetivo de los talleres “la idea es que los productores tengan control de sus recetas y se empoderen de ella, queremos un productor informado que pueda defender lo que hace, que este seguro del producto que está elaborando y vendiendo. Tenemos tres etapas de talleres, la primera es la elaboración de sus propios quesos y después juntarnos a probar los quesos y puedan ver lo matices entre ellos. Después vamos a ver algunas estandarizaciones en la elaboración de los quesos y por último defectos y alteraciones”.

La leche de cabra es un alimento natural rico en nutrientes que contiene proteínas de alta calidad, grasas, vitaminas esenciales y minerales. Su valor nutritivo es alto, 1 litro de leche de cabra equivale a medio kilo de carne, 12 huevos o 1 kilo de pescado, en donde cada litro aporta 750 kcal.

Por su parte Emilio Contador encargado del Programa de Zonas Rezagadas destacó “esta iniciativa del rubro caprino es importante para nosotros. El programa de Zonas Rezagadas se ejecuta en Canela, Combarbalá, Punitaqui y Monte Patria donde el arraigo cultural caprino es muy fuerte, por lo que para nosotros este tipo de iniciativa es relevante, aquí podemos ver cómo estamos trabajando en la elaboración de los quesos, lo que nos indica, que no solamente apoyamos en la inversión, sino que también en el área técnico y finalmente en la difusión que es muy relevante”.

Durante la jornada los productores de leche aprendieron sobre las bacterias de la leche, el ordeñador, implementos a utilizar, técnicas de ordeña y agua.

Cornelio Contreras ingeniero agrónomo de INIA Intihuasi quien lidera el proyecto destacó “estos talleres donde cada uno de los participantes es un actor importante, en donde se valora y rescatan los saberes y experiencias de cada uno de ellos, queremos en primera instancia, conocer como ellos elaboran sus quesos, su proceso, sus recetas y a la vez, entregar conceptos generales del proceso de elaboración de quesos, con énfasis en temas de calidad e inocuidad.  La idea es detectar posibles deficiencias y entregar herramientas para corrección, no buscamos innovar por ahora, en nuevos productos, pero si mejorar y valorizar lo que nuestros crianceros hacen”.

Los talleres buscan ser capaces de empoderar a los crianceros para que vendan su producto a un precio justo y con características propias locales.