Continúa la polémica por presunto caso de homofobia contra carabinero de Los Vilos

De acuerdo al relato de César Melo Rifo, en una oportunidad el Capitán de Los Vilos Felipe Soto, lo citó para saber si era o no homosexual. Tras reconocerlo, el capitán le habría dicho que “los maricones traen mala suerte”.

A través de su sitio web, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) publicó este lunes, nuevos antecedentes del presunto caso de homofobia del cual habría sido víctima el carabinero César Ambrosio Melo Rifo, cabo segundo de la Subcomisaría de Los Vilos, hecho dado a conocer por el mismo movimiento en diciembre pasado.

De acuerdo al Movilh, el carabinero que reconoció su condición homosexual, habría recibido como sanción 15 días de arresto, “solo por denunciar a un superior, el capitán Felipe Soto Gaillard”. “El afectado fue avisado el 30 diciembre de la determinación, es decir 13 días después de haberse vencido el plazo para que él pudiese apelar”, denuncia el Movilh.

“La investigación es irregular, por donde se mire, pues fue realizada por funcionarios de la misma unidad del acusado. Además el afectado fue avisado el 30 diciembre de la determinación, es decir trece días después de haberse vencido el plazo para que él pudiese apelar. Toda esta situación explicita irregularidades y abusos que buscan, una vez más, ocultar atropellos homofóbicos”, sostuvo el vocero del Movilh, Óscar Rementería.

De acuerdo al relato de César Melo Rifo, en una oportunidad el Capitán Felipe Soto, lo citó para saber si era o no homosexual. Tras reconocerlo, el capitán le habría dicho que “los maricones traen mala suerte”. 

Tras hacerse pública la denuncia, a inicios de diciembre pasado, Carabineros concluyó su investigación interna, estableciendo que los “hechos denunciados carecen de sustento alguno”. El Movilh acusa que el informe se basa “solo en opiniones de policías que están bajo la autoridad del acusado”.

El informe elaborado por el investigador Carlos Tomasoni Morales (Subcomisario de Servicios de la 4ª Comisaría de Illapel), establece que Melo Rifo “debió de forma inmediata denunciar lo ocurrido a los tribunales de justicia competentes y haber dado cuenta a su mando superior, situación que no realizó, limitándose a dejar el presente reclamo con mucha posterioridad a lo supuestamente ocurrido, luego de que el Capitán Felipe Soto Gaillard lo sancionara por abuso de autoridad y lo denunciara a la Fiscalía Militar Letrada de la Serena por ofensas a un superior”.

En relación a esto, el Movilh manifestó que “es repudiable como, para librarse de acusaciones, la policía distorsiona la realidad”.

Te puede interesar …